Sierra de Santa Rosa

Un lugar llena de vida.

La Sierra de Santa Rosa de Lima, Guanajuato, es parte de lo que se conoce como la Sierra central, que es un sistema geológico que atraviesa por la mitad el estado, con alturas que van de 2500 msnm a 2900 msnm: es la zona más húmeda y también de las más biodiversas del estado de Guanajuato.

 

La Sierra de Santa Rosa es nuestro ecosistema más importante del municipio y de los más importante en cuanto a biodiversidad de todo el estado.

 

Santa Rosa es un bosque templado compuesto sobre todo de encinos (Quercus sp) de la familia de las fagáceas con mas de 12 especies por lo menos; madroños con dos especies por lo menos, de la familia de las ericáceas, que son arboles de tronco rojo de gran importancia ecológica, pariente de las pingüicas.

La Tierra

El rio mas importante de esta sierra es el rio de Santa Rosa que nace en una microcuenca de esta misma comunidad y que es afluente del rio Laja; es un sistema acuático que contiene sistemas riparicos muy conservados, es decir que son muy similares a los que hubo antes de que hubiera ocupación humana, contando entre sus árboles mas importantes a los ailes (alanus joruyensis), los fresnos (frexinus sp), sauces (salix bomplandiana), encinos, madroños y algunos otros en menores cantidades.

 

Existen también varios cuerpos de agua de bastante importancia para los ecosistemas como la presa de Peralillo y la presa del Derramadero, además de las microcuencas que nacen dentro de la superficie y terrenos de la sierra de Santa Rosa.

 

Santa Rosa es muchas cosas, entre ellas, es uno de los bosques de encino puro mas grandes del país, generalmente este ecosistema de bosque templado esta compuesto de la asociación pino-encino; es también el ecosistema mas húmedo y frio de todo el estado, aunque no es el mas alto ya que el Zamorano supera a la sierra de Santa Rosa en altura.

 

Hay que recordar, que de estos sistemas ecológicos que son los bosques, depende la recarga de mantos acuíferos de donde se extrae agua para las ciudades y que sin los bosques esta recarga disminuye sustancialmente, además de toda la perdida de suelo asociada a la desaparición de la cubierta vegetal de estos ecosistemas por lo que es importante poner atención en como se expresa el bosque para entender cómo protegerlo y evitar su desaparición. La erosión es de los peligros mas grandes que amenazan lo que queda de nuestros bosques y nuestro territorio, ahora hemos perdido mucho mas de la mitad de los bosques originales de esta zona y Santa Rosa es nuestro gran tesoro.

Santa Rosa también es un gran centro de biodiversidad de hongos, en esta sierra el reino fungi encuentra gran potencial para expresarse, por lo que en temporada se pueden ver gran variedad de hongos (carpfóros o cuerpos fructíferos), los hongos son productores de suelo y degradadores de celulosa y lignina y en general de toda la materia orgánica, algunos sirven de alimento como el hongo de huevo (amanita cesarea).

 

Otra de las cosas que puede presumir esta sierra son de sus musgos y líquenes, los cuales hay de muy diversas formas, recordemos que los líquenes son una asociación mutualista entre algas y hongos, en donde generalmente las algas que son plantas producen azucares mediante operaciones fotosintéticas que intercambian con los hongos por minerales. Los musgos también son espectaculares muchas veces formando ecosistemas microscópicos que son productores de suelo. Estos organismos vegetales nos pueden servir como un buen indicador de la salud de un ecosistema.

La fauna de la sierra de Santa Rosa también tiene muchas cosas que contarnos, en ella se encuentran animales carnívoros como: coyote (lupus I), gato montes (incas rufus), puma (feliz concolor), zorro (conepatus lapuritu), cacomiztle (bassaris astuta) y algunas otras especies.

 

Tambien tenemos roedores como varias especies de ardilla, tuza y otros. Tenemos marsupiales como el tlacuache (didelfis V) y rumiantes como el venado cola blanca.

 

La variedad de aves también es muy extensa con mas de 200 especies de aves tanto locales cono foráneas hay aves rapaces, zigodáctilas, gallináceas, zancudas y muchas mas.

 

Tenemos varios reptiles desde quelonios como las tortugas, saurios como las lagartijas, dentro de los ofidios tenemos víboras de mucho interés desde la víbora de cascabel, varias representantes de crótalos, chirrioneras, coralillo falso y coralillo mortal, alicante y otras.

 

Hay que entender nuestro papel como humanos dentro de los bosques, tal vez nuestra tarea principal es cuidar de ellos como si fuéramos sus jardineros y nos dedicáramos a entenderlos y consentirlos, de esta manera tal vez paguemos un poquito todo lo que los bosques nos han consentido.

 

Lopez Salazar, Julio Cesar
15 Nov 2007
Santa Rosa de la Sierra
Ver PDF